Mi propósito de la educación. Purposed[ES]



Dedico esta entrada a comentar cuál es mi punto de vista ante este debate que recientemente se ha abierto para aportar reflexiones sobre el mundo educativo, levantando la voz desde cualquier sector y manifestando opiniones, inquietudes y hasta ideas de transformación y cambio.

Para empezar, mis primera palabras son de recuerdo, porque aunque hace ya muchos años, también fui alumno en su momento. Como siempre se dice, aquellos eran otros tiempos, pero no olvidemos que también se educaba e instruía. No voy a entrar en consideraciones políticas ni sociales de aquel contexto, tan diferente al actual, pero si me gustaría señalar a propósito que aún no he olvidado los maestros que pasaron por mi infancia y que indiscutiblemente contribuyeron a mi formación. Esto es bastante significativo y pone de manifiesto la importancia, el calado que puede llegar a tener un docente sobre cualquier individuo, en nuestro caso, niños y niñas de corta edad.

Desde que empecé en esto, como maestro me refiero, tuve algo muy claro "educar" ante todo. Nuestra labor, debe ir mas allá de trasmitir unos conocimientos puntuales a nuestros alumnos en determinado momento. La educación es un término tan amplio que contempla muchos ámbitos, todos importantes y al mismo tiempo dependientes unos de otros.
Esto no lo podemos obviar, por eso tenemos que transmitir desde nuestro rol de docentes, valores y principios basados siempre en el respeto, solidaridad, colaboración,...que son tan necesarios para hacer, para formar "buenas personas". Practicarlos por supuesto y ser el mejor ejemplo para ellos.
En todo momento, creo es nuestro deber también, procurar que nuestros alumnos se sientan cómodos, que disfruten de las actividades, que sean felices, que se ilusionen con los planteamientos a realizar, que vean mas allá de la realidad inmediata, que reflexionen y sean críticos. Debemos y podemos hacerlo.

La educación, no es tarea fácil, todo no es cuestión de buenas palabras y ya está todo hecho y conseguido. Hay que trabajar mucho día a día si quieres lograr algo. En ocasiones hasta remar contracorriente, y muchas veces los resultados son mínimos, pero si amas esta profesión sigues adelante o empiezas de nuevo si es necesario.

Fundamental, para todo profesional, de cualquier gremio, es estar actualizado. En el mundo educativo esto es igualmente válido y debería ser una máxima. Por ello, considero que todo docente debe también aprender, formarse, adaptarse a los nuevos tiempos, conocer nuevas posibilidades. Y esto hacerlo siempre. Es la mejor manera de no caer en la rutina y mantener viva esa "ilusión" tan necesaria para vivir la educación. ¿cómo si no vas a trasmitirla a tus alumnos?

Actualmente gracias a Internet, compartir, colaborar y construir conocimiento es más fácil porque abre muchas alternativas para todos. Dentro y fuera de la escuela ya no hay fronteras. Tenemos ahora mismo una web que ante todo es social. El profesorado puede estar mas unido que nunca sin importar la distancia.

Si creemos en ello, construyamos la escuela del futuro entre todos/as. Es posible,...

Comentarios

MªCarmen Devesa ha dicho que…
Gracias Manuel por tus reflexiones con las que estoy totalmente de acuerdo. Vayamos a lo importante de la educación y no nos distraigamos en cosas accesorias que no tienen mayor importancia. Ilusionémonos para ilusionar Enhorabuena, me ha encantado tu aportación.
Ana Fernández Esteve ha dicho que…
Totalmente de acuerdo, creo que que los docentes debemos volver a "tener ganas" ; ganas de aprender para poder enseñar, de escuchar para poder hablar, de compartir para poder transmitirlo. Los docentes debemos despertarnos y ver todo lo que a cambiado a nuestro alrededor y usarlo y enseñar a usarlo. Como tú dices sólo si estamos agusto lo podremos "contagiar".
Un saludo
Ana
Juan Sánchez Martos ha dicho que…
Estoy contigo Manuel, y con Mª Carmen y Ana:

No debemos olvidar que nuestro trabajo, por decirlo con una expresión tal vez trasnochada "imprimie carácter". Pero esto es así por el alto componente de ILUSIÓN que hemos de transmitir a nuestro alumnado (no me cansaré de repetirlo). Si somos capaces de trasmitir esa ilusión, nuestros alumnos y alumnas se contagiarán de esa ilusión y construirán su aprendizaje de forma consistente y serán capaces de transferirlos a otras situaciones.

Como ya me habréis "leido" más de una vez "se aprende CON, no se aprende DE".

Gracias por tu aportación, Manuel.
Carmen Iglesias ha dicho que…
Hola Manuel
Me gusta tu aportación, desde luego que lo primero a la hora de ponerse a la tarea es transmitir ilusión día a día, la web sociaayuda a esta ingente tarea, que no es moco de pavo.

Cómo sabes yo no soy docente, pero sigo de cerca los pasos y me parece admirable la labor diaria profesional y humana que lleváis a cabo con tanta ilusión.

Solo me queda decirte que sigas adelante con esas ganas de aportar y amueblar a los niños son nuestro futuro ¡se lo merecen!

Un beso
Totalmente de acuerdo contigo en la reflexión con la que nos deleitas.
Educar con corazón, con ilusión y entusiasmo... y esto te lleva a querer aprender para enseñar mejor.

Entradas populares de este blog

Manual para usar Google sites

Recursos para Halloween